¿A qué llamamos pie diabético?

Según el Consenso de Pie Diabético de la Sociedad Argentina de Diabetes y siguiendo la definición del Grupo de Trabajo Internacional sobre Pie Diabético, se considera pie diabético a toda infección, úlcera o destrucción tisular, asociada a neuropatía y/o EAP de miembros inferiores en personas con DM.(13, 14)

Las lesiones, como úlceras por presión (escaras), heridas quirúrgicas, lesiones por punción, secuelas de vasculitis y alteraciones dermatológicas no son úlceras de pie diabético. Sin embargo, muchas veces se codifican como tales y, por lo tanto, pueden influir negativamente en los trabajos sobre incidencia y prevalencia de esta enfermedad.

Para evitar estas confusiones, el pie diabético también puede definirse como una alteración clínica de base etiopatogénica neuropática, inducida por la hiperglucemia sostenida, en la que con coexistencia de isquemia o sin ella, y previo desencadenante traumático, se produce la lesión y/o la ulceración del pie.(15)

Se define pie diabético a toda infección, úlcera o destrucción tisular en miembros inferiores de pacientes diabéticos asociada con neuropatía y/o enfermedad arterial periférica.

Siguiendo al Consenso Internacional se incluyen algunas definiciones conexas:

– Lesiones del pie: anormalidades vinculadas con daño de la piel, uñas o tejidos profundos del pie.

– Pie de riesgo: el que presenta características que indican aumento de la probabilidad de desarrollo de una lesión. Más adelante veremos sus características semiológicas.

– Gangrena: necrosis de la piel y estructuras subyacentes.

– Neuropatía: presencia de signos y síntomas de disfunción nerviosa periférica en personas con DM luego de excluir otras causas.

– Pérdida de sensación protectora: es la incapacidad de percibir la presión aplicada por el monofilamento de Semmes-Weinstein de 10 gramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *