EL SINDROME DEL PIE DIABETICO: UNA ENTIDAD DE ETIOLOGIA MULTIFACTORIAL QUE DEBE SER PREVENIDA.

Fuente:Castillo-Nuñez, Y y col. Revista ALAD; 8:5, 2018

            Se denomina pie diabético a la condición en la que la neuropatía, la isquemia y la infección provocan destrucción tisular en uno o ambos pies de pacien­tes con diabetes mellitus, resultando en morbilidad, discapacidad y posible mortalidad prematura.

            La neuropatía conlleva:

  • Pérdida de la sensación protectora por neuropa­tía periférica sensorial, lo que se traduce en la no per-cepción de trauma repetido, sea este mecánico, térmico o químico.
  • Atrofia de los músculos intrínsecos del pie debi­do a neuropatía periférica motora. Esto provoca un dese-quilibrio de los músculos extensores y flexores del pie, con la aparición de pie deforma­do por dedos en garra o dedos en martillo, lo que da lugar a nuevos puntos de presión que favorecen la ulceración.
  • Autosimpatectomía por neuropatía autonómica, que puede producir aumento del flujo sanguíneo local, incremento de la resorción ósea, colapso articular y pie deformado (pie de Charcot), lo que facilita la creación de nuevos puntos de pre­sión, favoreciendo el desarrollo de úlceras.
  • Piel seca y agrietada, que provoca fisuras cutá­neas y predisposición a infección.

            La isquemia por insuficiencia arterial periférica dis­minuye el aporte de oxígeno, antibióticos y nutrien­tes a los tejidos del pie, lo que predispone a retraso de la cicatrización de las heridas y al desarrollo de infección. Además, la embolia de colesterol y la lla­mada arterioesclerosis obliterans pueden ser causa de gangrena mayor.

            La hiperglucemia disminuye la fagocitosis, la adhe­rencia, la quimiotaxis y la actividad oxidativa y bac­tericida de los neutrófilos, lo que aumenta la sus­ceptibilidad a la infección en el contexto de una inmunopatía diabética. Esta tríada patogénica de neuropatía, angiopatía e inmunopatía, en presencia de trauma, condiciona el desarrollo de ulceración del pie, con la subsiguiente invasión bacteriana e infección.

            Así pues, podríamos hablar de las “5 A” en el desa­rrollo del pie diabético:

  • Anestesia (pérdida de la sensación protectora debido a neuropatía periférica sensorial)_
  • Atrofia de los músculos intrínsecos del pie debi­do a neuropatía periférica motora_
  • Autosimpatectomía por neuropatía autonómica.
  • Anhidrosis por neuropatía autonómica.
  • Angiopatía (enfermedad arterial periférica).

            Las úlceras del pie en pacientes diabéticos tienen una. prevalencia del 3-8% y constituyen una de las causas evitables de hospitalización en este grupo de pacientes. Alrededor de un 15-25% de los pacien­tes dia-béticos desarrollará úlceras en el pie en el curso de su enfermedad. El síndrome del pie dia­bético es la causa del 70-90% de las amputaciones en diabéticos. En tal sentido, la diabetes mellitus es la causa más frecuente de amputación no traumá­tica de miembros inferiores a nivel mundial, esti­mándose que el 40-60% de todas las amputaciones están relacionadas con esta condición.

            Un panel multidisciplinario de expertos colombianos sobre la atención inicial del pie plantea una realidad que suele ser común en muchos países de Latinoamérica:

  • Los sistemas de salud de la región están mal preparados para atender las necesidades básicas de los pacientes con pie diabético.
  • El tiempo de consulta que se dedica a los pacientes con pie diabético suele ser muy limitado y menor el que se dedica a la prevención de las lesiones.
  • Muchas veces los profesionales de la salud que asisten a los pacientes con pie diabético no cuentan con la formación y las destrezas clínicas adecuadas para of­ertarles una atención de calidad.
  • Las medidas de prevención del pie diabético resultan insuficientes toda vez que en un estudio se encon-tró que más del 75 % de los pacientes con diabetes no habían recibido un examen físico de sus pies durante el último año.
  • Los pacientes con diabetes no suelen recibir una educación adecuada sobre el cuidado de sus pies y las medidas que deben tomar para prevenir la aparición de úlceras en los pies.

            Las lesiones en los pies de los diabéticos constituyen una de las complicaciones crónicas de la enferme-dad que ha tenido una gran reducción de su incidencia en países desarrollados. Acciones puntuales como los programas de desarrollo de competencias específicas en personal no médico, acceso a materiales ortopédicos que permitan la descarga de la presión en puntos de soporte anormales y la referencia oportuna permiten dismi-nuir en un período corto de tiempo el número de personas que sufren discapacidad ó amputaciones. Las guías de práctica clínica adaptadas al entorno donde serán aplicadas, con algoritmos de fácil implementación, son elementos clave de dichos programas. Sin embargo, se requiere de su aceptación y aplicación por los usuarios. Es urgente que en nuestra región latinoamericana los sistemas de salud, las diversas sociedades científicas que aglutinan médicos que asisten a personas con diabetes mellitus y las aso­ciaciones de pacientes afectados por esta condición asuman programas y políticas que fomenten la educación en el paciente y la formación de es· pecialistas en la prevención, diagnóstico y trata miento del pie diabético en el primer nivel de atención.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *